martes, 20 de diciembre de 2011

La Estancia De Lo Que Se Va...


Reposición. Del Sábado 19 de febrero de 2011

Fértiles cicatrices cubren trazos de epidermis plásticas

rústicos bruñidos estallan sensaciones sutiles

donde hervideros vulcanos segregan salares

fundiendo siluetas piroclásticas en acciones escultóricas.

añadidos indolentes punzando orígenes y destinos arteriales

la vida se acorta en lo indeterminado de un instante

lo inerte bufonea perenne en su reinado endógeno de lo eterno

curiosean, vívidos, quienes anhelan su espera

y todo queda.



Quedan tristes las estelas dulcificando el dolor

Quedan dolores amargando nuevas sendas

Quedan niñas regulando haces lumínicos sosegantes

Quedan rítmicas las muecas sociales camufladas

Quedan avideces preñadas parteaguas de lascivias

Quedan inquietos los tranquilos desempeños motivadores

Quedan prestos al ingenio aquellos hábiles tarados

Quedan lujurias sueltas disfrutando masculinas

Por quedar, todo queda.



El silencio

Perdido estanque de lo vacío

Absorbente disoluto de la integridad palmaria

Aditamento curioso de lo incausado

Egoísta compacto encriptador de lo profundo

Negador persistente de la realidad velada

Gemelo sempiterno del tiempo

Complemento galeno

Indiferente malvado.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Breve Historia Del Drama De Los Dos...

Era su vida un cosquilleo, un desespere que arrastraba su ser a un nauseabundo constante y a un eterno confuso, aquello de querer saber si es lo que se es o se es lo que se siente o lo peor, si realmente se es lo que se vive. La amplitud que sus ojos miraban tenía ese gris tan propio de lo nefasto. Pero no todo había concluido, misteriosos verdes aleteos suscitaban ocasionalmente en su pecho y volvía al mundo sus alocadas ñoñerías que mostraban su fondo ingenuo. Vivía con Ha… que disfrutaba indiferente a sabidas cuentas de la virtud de reír que le caracterizaba. Esas comisuras siempre risueñas, no importa la situación, el lugar, hacía todo por sentirse feliz, era lo que le importaba; Ha… consideraba que el egoísmo bien aplicado es un arma que no pretende dañar al semejante, se limitaba a pensar que se sentía bien y que el otro y los demás debían sentirse bien, de no lograrlo esa era su desdicha. Es una relación de dos, insiste en recordarle, Ha… no se inmutaba ¿Quién lo negaba? Por eso somos pareja, pensaba, sin decir una palabra y sin gesto alguno.

Todo en el entorno era muestra palpable de la distorsión emocional que rebosaba su alma noble. El anticuado mantel de plásticos superpuestos que cubre la madera de la mesa resaltaba por su apariencia de café hace mil años derramado, el jarrón transparente con sus orillas filosas por la fragmentación, decorado con polvo y algunas ramas secas con rastros de antigua y florida vitalidad; las sillas desorganizadas ausentes de higiene recuerdan cuatro atacamas llorando angustiadas por la mas insignificante gota de agua.

La razón de completarse tampoco la comprendía. Conoció a Ha… en tiempos de zafras hormonales desembocadas en el ideal permanente de lo sublimemente tierno; saberse entre brazos ajenos pero deseables merecían el azar, la incertidumbre ¿Qué importaba? Lo efímero e inexplicablemente breve de ese instante era el mejor compromiso de extensión que podía sentir, y sintió… Mundos completos transpiraba su piel en sinuosas descargas que le llevaron a proyectar en el tiempo y en esos inmedibles segundos vio toda su vida repartiendo pétalos multicolores de una flor inagotable que se nutría de su pecho. La vida son estos momentos, se decía en el fragor del combate benigno entre los cuerpos. Todas las mañanas se levantaba con Ha… en alguna partecita del interior de su frente, con su olor, su mirada, su todo. Algunos rastros sucesivos que insistió ignorar le dieron señales claras de la inquebrantable e insufrible personalidad de Ha... Y llegó el día maravilloso que completó sus oníricos desvelos. Se había casado. Vivía para los deseos del otro, llenaba sus gustos y curiosidades olvidando que existía individualmente.

Con los años pasó a ser una rama prendida de un tronco indiferente, que aplicaba su fortaleza para la realización extrema de su auto disfrute; una de esas ramas secas desheredadas, que ven reverdecer y fortalecerse una y otra vez las contiguas, mientras plagas consumen su vitalidad y sólo queda la espera sin futuro de estrellarse, reconociéndose desperdicio, en el sucio suelo, resultando en abono que alimentará las raíces que nutrirán la fuente que generaba su desprecio. De ahí su mayor confusión, se es en realidad persona completa o se es pedazo de persona cuando no está la llamada “otra mitad”.

Habitan colibríes en su estomago. Esas inexplicables sensaciones que indican un no se qué, le atrapaban a medida que subía las estrechas escaleras que conducían a su puerta. Todos los días replicaba la escena, honda monotonía en espera de ese tropiezo que le hiciera por fin levantar los pies; el picaporte gastado, grasiento, esperaba la mano que diariamente y a la misma hora significaba su existencia. Ha… se encontraba en tranquilidad, en el sillón reclinable de cuero negro, y como siempre, se mantuvo indiferente como si desconociera su presencia. Encima del televisor, hoy apagado, ubicado frente a su sempiterno lugar de descanso, está el papel y apoyado sobre el, la delicada pluma plateada impide que el viento fresco le desentume sus alas; a distancia puede ver la cuidadosa caligrafía de Ha… Al lanzarse sobre el papel con inusitada tensión, descubrió su liberación de la forma menos esperada:

“Admiro tu lucidez y esa especial fortaleza que te ha permitido sobrellevar con cierta facilidad nuestra desgracia. Yo la veo a diario en tu risa, la descubro cada minuto en tus gestos, en tu forma de ser, en tus ojos, y esas partes de ella que no son tuyas las sufro cuando me miro en el espejo. Me niego a mirarte de frente, me cubro para no percibir el mínimo reflejo de mi imagen. Mi ciclo terminó con ella y sigo aquí, traicionándola, respirando su aire, tomándome su agua, pisando su suelo. No te puedo querer porque el magma de mis emociones enfrió el día que la vida le dijo adiós. Con aprecio Ha…”

Ambos vivieron diferente la misma tragedia.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Cuentos Tiernos... (III)


El Fanfarrón


El niño se queja; su rostro es un montoncito de pliegues que sirven para mostrar su desencanto. Dos lágrimas salan sus amplios mentones. El abuelo camina tranquilo, al acercarse, con cuidadosa e imperceptible ternura roza con la mano izquierda el rudo cabello de su nieto. Parados frente al gran ventanal miran el mar, que empujado por la brisa tibia truena al desdibujarse en la rocallosa orilla, elevando al cielo espumas formadas por millones de diminutas gotas de agua que femeninas decoran el ambiente, queriendo regalar un arcoiris, también de emociones, a los observadores.

El niño se queja porque en la escuela sus amiguitos lo acusan de ser negro y “feo” y de no tener el pelo como ellos. El abuelo, con rostro sonriente y voz paternal le pregunta ¿No te hice el cuento del joven forzudo que pretendía humillar con su figura a dos jovencitos en compañía de una bella chica cuando regresaban de la escuela? Los grandes ojos negros del niño miraron con curiosidad el rostro de su abuelo que todo lo sabe; su abuelo con cara de pasa y mirada inteligente, más inteligente y más sabia que la de su papá. Ven, siéntate en mis piernas y escucha con atención, que es cortito y no te vas a aburrir.

“Había una vez, dos amiguitos regresaban de la escuela, conversaban de lo bien que les había ido en el examen. Como eran muy pobres usaban remiendos en sus pantalones; al morenito, flaco y chiquito hasta se le veían los dedos a través de las medias, porque sus zapatos estaban rotos. En el camino alcanzaron a una jovencita rubia y bonita, que adornaba su cabello dorado con dos trenzas que le tocaban cada hombro. Al mirarla de cerca los niños comenzaron a decirle cosas bonitas. Ella se sentía contenta pero con un poco de vergüenza, porque era una niña decente. Habían caminado dos esquinas acompañándola, cuando se toparon con un jovencito alto, sin camisa, que pretendía con la presunción de su figura humillar a nuestros dos galanes.

Y no te da vergüenza caminar con estos dos descuidados.  – dijo con voz altanera el fanfarrón.

La niña reaccionó con desagrado ante el gesto del nuevo galán. Pero sintió pena porque sus acompañantes no podían competir con su elegancia.

Si deseas te acompaño, para que andes con alguien que esté a tu altura.       –    pronunció de nuevo, expandiendo su torso dejando ver su bien delineada figura.

Los niños miraron a la niña, y esta, sabiendo que sus galanes perdían terreno los miraba con ansiedad esperando una reacción.

El morenito, flaco y chiquito, dirigió la vista hacia su opositor, que pavoneándose dio dos pasos hacia ellos para mostrar de una vez por toda su superioridad, y venciendo su intimidación nuestro amiguito le dijo

-        Te crees con buen cuerpo porque eres alto y porque levantas pesas.

¡Claro que lo tengo! y mejor que el de ustedes dos juntos.  – dijo, y sacudió de un lado al otro su cabeza, moviendo rítmicamente su melena.

El segundo de nuestros galanes no encontraba que decir, cabizbajo evitaba la mirada de la chica, pero el morenito, flaco y chiquito hábil para las respuestas preguntó

 –  ¿La cabeza es parte del cuerpo?

Todos lo miraron extrañados, incluyendo el supuesto galán, que procedió a contestar

-        Si, claro que es parte del cuerpo, ¿Quién no sabe eso?

Y como quien vence en una guerra nuestro galán dijo con orgullo

-   Entonces no creo que tengas mejor cuerpo que yo.

El fanfarrón reaccionó derrotado, y se alejó diciendo maldiciones y palabras difícilmente pronunciables por aquellos que realmente tienen lindo y buen cuerpo.                                                                          
                                                                                                                            La niña sonríe orgullosa, se sitúa en medio de sus dos hermosos acompañantes, y tomados de los codos avanzaron sonrientes hasta donde el camino los separó.”

El niño baja súbitamente de las piernas de su abuelo. Sonríe complacido, siente alegría de infante, su corazón le pide que brinque y salte, y se coloca de nuevo frente al gran ventanal, desde donde puede ver las olas en su perpetuo vaivén. Sabe que sus amiguitos ya no podrán ofenderlo con esas frases que lo herían cada mañana en la escuela. Sus ojos brillan de emoción y de asombro y da gracias a Dios por ser tan generoso al darle un abuelo con tanta sabiduría, que todo lo sabe; su abuelo, con cara de pasa y mirada inteligente, más inteligente y más sabia que la de su papá.

domingo, 30 de octubre de 2011

Sombras De Luto...

Maquiavélicas penumbras ocultas detrás del árbol. No intentes verlas, los que trataron verlas jamás lo lograron. Los que dicen haberlas visto no contaron a nadie de su experiencia visual, ya que ni ellos pudieron sobrevivir a su espanto; Penumbras rojas dicen rumores. Rumores de los cuales se cuida la gente.

Cuando las hojas secas caen y el tronco cruje al golpeo de la brisa celestial, el sol deja reflejado detrás de el, las penumbras; Penumbras que destellan, se cree, color rojizo, tan rojo como sangre.

Un joven se acerca al árbol; se acerca más y observa la leyenda de las penumbras. Aquella leyenda que se perderá para siempre y no será investigada para evitar traer de nuevo sobre los demás seres, sombras de luto que golpean con más fuerza el corazón de los que -si llegaron a hacerlo- las observaron.

martes, 18 de octubre de 2011

Contemplación De La Esencia...

El manto lóbrego emboza el culmen de sus horas.

La mañana cruenta irrumpe el día pasado.

Emula al crío, el compás de la brisa en su cuna verde

Y el astro, con intenso destello al espacio irradia, trasnochado.



Eriza en suaves ondas el precioso lago.

Frondoso, ostentan jardines sus bordes aceitunados

Lágrimas blandas escurren de aquellas hojas,

Y con atavío, siete luces flotan en aires agraciados.



Un animalito curiosea admirado.

Escarban sus garras con espíritu agitado

Parece con su acción no contenta la alimaña

Con las gráciles bondades que la vida le ha brindado.



A lo lejos, con aire de invicto, el crepúsculo avecina.

Tiemblan tímidos los colores, más y más

¿Quedarán eternas, las musas en tiernos lechos adormecidas?

¿O con versos desentumirlas y no ausentarlas... jamás?

sábado, 1 de octubre de 2011

Efímera Sensación De Lo Incompleto...

Los cielos intentan representarse en mis  pupilas   y   no     los dejo. Mi mentón continúa orgulloso, ofertando su quietud al firmamento, mientras un oscuro hacia dentro limita todas las distancias, desde mi mismo hasta el interior de mis párpados. Escucho decir que los soles no envidian, pero yo he visto consumirse completa a más de una estrella con sus rayos. Es que a todos nos duele. En la era de la quietud rivalizo cortado en dos mitades. Una que tira con fuerza, diciendo que derrame los encendidos traviesos en brutales desesperes, desconociendo mundos distantes de la superficie de mis distintas pieles. Otra centrípeta, irrumpiendo vías latentes, como vector implacable cumpliendo su destino de embutirme. Pero en mi todo, la suma de mis partes no me completa, y sigo vedado para el mismo entorno. Sutil e infructuosa pretensión no reconocerme quebrado. El viento roza la ciudad silbando femenino, y llega a mis oídos como si mil plumas reales retozaran con mis orejas.  Tierna sensación cálida sienten mis bellos al erizarse con sólo respirar, porque relajado, ante mi estatura meditativa, los nirvanas empequeñecen .

La noche. Yo me deleito con la luna. Toda luna es un intento fracasado de mundo. Ya no le niego al cosmos el café de mis ojos; le permito titilar en ellos. Las rejas del balcón rayan mi torso desnudo con su sedosa luz. Abajo, con vaivén disciplinado, múltiples ramas de árboles revolotean sus hojas, como buenos vasallos de la brisa cálida. Ella camina tranquila por la negra calle; su piel blanca mimetiza por el neón de las lámparas. Queda tiempo para pensar. No puedo, dejo el espacio para esas nubes grises recogidas en el corazón. Una sensación con sabor metálico me dice que mi todo se ha completado. Sus pasos suenan por el pasillo; el toc toc en la puerta sacude mi cabeza y dejo la reflexión a un lado. Al abrir, nos miramos. Su sonrisa es mi sol, pero a este no le niego mis pupilas… 

martes, 20 de septiembre de 2011

Entereza...

Y miró detrás, por sobre sus hombros, y sus ojos sorprendidos tornáronse reflexivos.

Ah, el qué dirán.  - Musitó.

Y continuó su marcha. 

Indiferente...

Feliz.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Contemplación De La Mirada...

Detrás el mar.   Perdido en un revoltorio de espuma y sal que quiere violar el círculo horizonte; difuminados blancuzcos tatúan un limítrofe y aéreo firmamento curvadamente tiznado.  Y un abanico de   colores   vespertinos envidian  esperadas madrugadas florecientes. A sus lados, verdes mechones emergen entre rocallosos suelos, batiendo fértiles ramas envueltas en miles de abanicos acompasados con la sinfonía tibia de una brisa que intenta arar en multitudes de rayos solares, vibrando relajantes sonidos quebradores de ansiedades. Debajo, filosas formas guarnecidas en el marrón de su manto, evocan ancestrales filosofías en cada confuso diseño alardeado de su arte. Y la mirada. Constructora silente de bullentes panoramas. Inquisidora sublime, obstinada, de las delicadezas formales. Penetrante aplaudidora de franquezas expresadas. Delatadora perfecta de simuladas ojeadas. Es tentadora la mirada; ella descarga en sinuosos destellos, sutiles sensaciones aplicables. Es disciplinadora la mirada, nos basta con un único y  frontal chispazo para emanar obediencia y amabilidad instantánea. Amor y odio son expelidos por ella. Somos humanos por ella.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Lo Absurdo En Aliento Persistente ...

Decir no

oblicuamente no

en el desperdicio oxígeno vital

de posición frontal estructurado vertical.

repetir no

sentado, de espalda a lo sensible

resbalando en lo grasiento de lo indeciso.

insistir no

y las cortinas cortan luces de sol

y nocturno de luna heredamos

sin honor.


Querer si

arrastrando proceder corvador de torsos

y tímidas columnas

inclinadas por vocación

con frente y ojos boca y dientes

de cara a arcilla humedecida, pastosa

en burdo intento organigrámico

diagramando profundas y difusas huellas

en pares de cuatro.

Dos

que a látigos riendan entregados dorsales

Dos

que malogran pasos

y muestran sin redención

vértebras pieles rayadas con dolor.

la vida se gasta en cada redactado manuscrito

la muerte se cansa de cada servil recibido

  ¿Los que nacen dónde están?

Ellos también son paridos

yo los veo amnióticos, divertidos

por las calles, sin sentido.

yo los veo arrastrándose

ingenuos, lactantes

y por ventanas asomarse.

yo los veo cobardes, falderos

  escondidos en los cerros

yo los siento confundidos, parejeros, muy crecidos

qué se creen ¿Mal nacidos?

¡¡Aquí todos somos paridos!!

si, todos...

jueves, 18 de agosto de 2011

Lo Atemporal De Lo Sutil...

Dos minutos escritos
sobre láminas de arena
marcan en el espejo
de tu rostro
una película delgada
de deseo inhibido

Oh!
transparente yo en ti
y me opaco en  tu sol

Oh!
inmensa muéveme tu
y yo astral me desplazo
en tu mundo

Bástame solo dos minutos
de juego en arena llorada
y comprendida estas
de la tierra a la luna

Dos maravillosos minutos
salados,
encarnados en tu arena
vivificando nuestra muerte
enluteciendo deliciosa
tu aguja de reloj dormido

Oh!
ósculos ansiosos
sonrientes, rítmicos
Oh!
brasas que nos aplastan
que nos confunden

Ahóndame en el sabor
de tu sal
y en el centelleo sublime
de las pasiones
ciégame 
en vibrantes vibraciones 
saturadas de humedad

Y tranquilos
pósame tu natural
sumergidos
en un espacio
de piedrecitas azulosas

            …y nunca dejes
              de mirarme
              con tu mirada.

martes, 2 de agosto de 2011

Usados...


-¿Qué pensaste? ¿Disfrutar? Ah, y dices que no es bueno comenzar a planificar. No, en este momento se te cierran los caminos; quieres gozar del trabajo ajeno, mientras te mantienes indiferente al esfuerzo de los demás. 

-En serio crees eso, Luis; te creía más listo. Yo he aprendido a rotar. Si no quieren que disfrute del producto que tienen a mano, no lo hago; busco a otros, a los nuevos demás. Para gente como yo siempre estarán abundantes los tontos.

Escuché esas últimas palabras como un alarido; deposité una breve mirada de indiferencia fingida, y me retiré. Mientras caminaba, no se quitaba la imagen de mi mente; intentaba superponer pensamientos sobre pensamientos para borrar las palabras hirientes, indeleblemente dejadas en mi cerebro.

Quedaron como huella fósil de una verdad que auto negamos.

domingo, 17 de julio de 2011

Renunciación...


El decorado en la mesa no es propio de tu fantasía,  ni lo son las luces multicolores que sudan las paredes de tu cuarto, ni las rítmicas cortinas que cubren el cielo que pretende entrar por tu ventana, ni el empapelado párvulo que infructuosamente intenta hacer comprar la imagen de inocencia hace décadas olvidada por ti. Solo son pretextos verbales que buscan fascinar, encantar; otras manos y otros sueños los hicieron. Concibieron la beldad intrínseca y la escurrieron de sus cuerpos, regalándonosla.  Un recuerdo dejado caer en cualquier baldosa, recogido luego por las abstracciones lógicas de los contempladores, es el premio postrero de los esfuerzos aplicados. No, no son mías tampoco esas creaciones, la arquitectura como el arte no son talentos en mí y no los figuro en ti; la escalera no sube, no baja, está ahí tranquila, soportando pasos tiznados –y cristalinos- de dudosas aspiraciones corporeizadas.

martes, 12 de julio de 2011

Acción De Gracias...

El pasado cuatro de Julio este blog cumplió su primer año; ¿muchas entradas? no ¿Muchos lectores? no ¿muchos seguidores? tampoco ¿Significa esto que el balance ha sido negativo? no. La ponderación de un blog como el que trato de brindarles se basa en la calidad, y que esa calidad arrastre, a su tiempo, la cantidad de seguidores que espero en el. Doy gracias altísimas a aquellos que se han detenido una y otra vez en este, mi rinconcito virtual y agradezco hondamente a aquellos que ocasionalmente hacen esa paradita tan necesaria para mantener esa energía que nos mantiene escribiendo. !Cuanta calidad en los blogs de mis seguidores! basta eso para llenarme de contento. Me siento con mayor energía que aquel día en que decidí marcar el espacio virtual con mis letras; hay blog por largo tiempo. 

Gracias a aquellos y aquellas que se han motivado en dejar comentarios, sepan que los leo con detenimiento y que tambien sigo cada una de las entradas en sus blogs. Gracias a los que estan por llegar en este recorrido hacia el segundo año.

No tengo como ni con que recompensarles.

jueves, 23 de junio de 2011

Inamovible Quietud De Mi Verbo...


Duerman tranquilas sopesadas noches


Respirando olores en descanso analítico


Los nocturnos bienestares deleitándose


Con agravios que castigan grises esperanzas


Y con la oscuridad que arropa cuerpos


Haciendo remos con ideas sobrias


En arremolinados torrentes amazónicos


 trozando pausas solares manchadas de pensamientos quietos


Y rojas vivas materias liquidas


Ellas fluyen quemantes y depuran



Sueñen lúcidas, aprobando, torpes, entornos congelados


Mantengan tristes, dolidas, burlonas, arrogantes indiferencias


Apóyense unas y otras, oníricas, captadoras de bonanzas


No miren el fin donde todo comienza


No sientan, solidarias, dolores que no son vuestros


No atisben imágenes, colores que penetran tálamos


No escuchen ruidos de lucha, que imploran reflexión


No olfateen, gustosos, qué alisios revolotean climas


No, no lo hagan


No…

domingo, 5 de junio de 2011

Indignados...

Se ha dicho, siempre volátil, por camaleones endémicos que no contentan con esperar, que sufran tranquilos los natimuertos conservadores, que nuestras aceleradas espaldas no muestren el sudor del sacrificio, neo-estigma social de la aldea global; que describamos y que nutramos caminos, con el disfrute supremo del aporte merecido; que la heladera de los no movidos, no nos queme los impulsos divertidos. Petrifiquemos huellas en el entorno, arañemos conciencias distanciadas, queden presos en sus jergas oprobiosos sueños obstaculizadores, por una sola vez y por siempre ¡Luchemos por trabajar! !Aplastemos la inercia!

miércoles, 1 de junio de 2011

Incandescente No Acción De Mi Sol...


Decimos

Con brioso verbo enmascarado

Y adornadas –pero adultas- metáforas lúdicas

Surtidas de añoranzas e infantiles graciosidades

Acomodando ideas en tiernos aporticados lechos

Germinando días aceleradores de idilios


Decimos

Con noción –seamos francos- de palabras turbias
  
  Rastreando huellas por caminos que no serán los mismos

Acicalando, mamífero, idiota, el ego escondido que somos

Desmoronando ardientes cientos (no todos enteros)

Poniendo parados, antiguos rostros desgastados


Cuestionamos

¿Y si del valor que no brotamos, nutrimos desechos ya expulsados?

¿Y si del honor que no regamos, latimos alegres corazones ya dañados?

¿Y si de la humildad que no gloriamos, vestimos cuerpos ya insanos?

¿Y si de los gritos justos no salidos, estallan bullicios ya en mutismo?

¿Y si de todo no hacemos nada, para que nosotros, ya entonces?

¡¡Y  para queee nosotros, si entonces de todo, ya no hacemos nada!!

Nada, nada...

lunes, 30 de mayo de 2011

Contemplación De La Palabra...

El hombre tiene el poder que lo conforma: el distanciamiento indetenible de lo bestia que sus genes le dicen ser. Se conforma; sabe que lo zafio de sus gruñidos fue bruñido por el incesante transitar de las edades… Disfruta, un nuevo remolino manifestado endógeno seduce su cabeza: piensa. Esboza su proyecto hacia el futuro; martilla en sus sienes la dificultad del persistente inicio, y en su plenitud social, en el culmen de su destreza trastocada en bondad relampaguea implacable, trona delicioso redescubriendo mundos, asigna, designa, nombra... hereda. Es indescriptible la palabra, ella se transforma en verbo y en su cualidad dual – tangible, intangible- abona, siembra y cosecha todo el devenir humano. Es asombrosa la palabra, es un universo en expansión, en permanente cambio, aportando bellezas infinitas y ciencias descriptivas. El reinicio humano es un aporte de ella, de su majestad merecida.

martes, 5 de abril de 2011

AB UNA PENDET AETERNITAS

Un hombre cuenta lineas intermitentes, sus suelas cosquillean aceras abruptadas por viriles portes de postes de alumbrados; cualquier explosión de infante emerge de húmedos harapos de tetosteronas empapados. Humilde, tranquilo, meditando. El hombre puesto en estos estadios se pierde en lo atemporal; estando en ninguna parte, se regocija como niño dando saltos alocados en un parque. Mirar al cielo Manchado de blanco dejando ver lineas radiantes que nacen de tiernos iris oculares, elevandose ansiosas a traves de brechas azules en su recorrido arcano hacia rutas infinitas, es un acto de suprema liberación. Su lugar es ese, el que siente, como corazón que araña razones, acompañado del grito desesperado embaucador de sentimientos. 

Abre los ojos. Se descubre en la inmediatez de un sólo paso; reconoce la tosquedad inmunda de sus caprichos, alborota ideas acuchilladas de consciencia y ansioso por liberarse restrega tembloroso en lo interior de sus sienes todo orden mecanicista preconcebido, pero no es posible. Susurra algún lamento que se pierde entre vibraciones sonoras ininteligibles. Ha fracasado. Desde ese momento había forzado el orden del universo, había abandonado sus sueños: se supo despierto.

Retorna a ser niño, y con lagrimas de adulto, llora amargado...

lunes, 28 de marzo de 2011

Retorno Incesante A Lo Conocido...

Descubrir esos vuelos matutinos

Que en tímidos coqueteos deslucidos

Temerosos trozan vestidos ya caídos.


 
Espantadores de noches consentidas

Salpicadas con zumo extracto de vidas

los zapatos de perdidas cenicientas

Deslucen mantas rayadas harapientas


 
Conocer las sendas etéreas recorridas

Y las tiernas vibraciones ya sentidas

Disfrutar, sin cordura, locuras ya vividas

Relamer mieles sin sabores ya escurridas

Y aspirar sales por blancas pieles vertidas

Y degustar alocados carnes prohibidas

El cantar hermoso de sensaciones ya sabidas.

sábado, 19 de marzo de 2011

Mi Joven Danzando...

Danzando para mí
está ella
postrada en su canto
canto de vida
canto de amor
exótica baila la joven
danzando en júbilo
danza de azúcar
danza de miel
que sus labios conocen
y saborean
conocen el néctar
saborean el gusto
                                                                                   con gracia y placer.


Danzando sobre mí
está ella
cediéndome su delicia
su delicia y sabiduría
sabiduría de pueblos
de pueblos y sus historias
historias de movimientos
movimientos y epopeyas
enseñándome sus guerras
educándome sus juegos
y sus diversiones y sus gozos
gozos que no son otros
que los gozos de nosotros.


El calor aumenta
y aumenta su danza con ella
con ella y con  sus quejas
quejas que son cantares
cantares que son gemidos
el calor sofoca su cuerpo
cuerpo que es casi  mio
cuerpo con esperanzas
esperanzas que yo ansío
ansío su contoneo
su contoneo y su hechizo
hechizo que es todo bríos
bríos que yo envidio
envidio que no es solo mio
!!Que no es solo  mio ese envidio!!


Danzando sobre mí
está ella
perdida en su canto
su canto de vida
su canto de amor
canto de mareos
canto de ilusión
en breve espacio
baila la joven
baile de tiempo largo
baile de cuerpo entero
de cuerpo entero que ya se agota
se agota y se descontrola
buscando control en su tiempo largo
buscando aplausos en su vida corta.


Danzando en mí
está ella
riendo y llorando
llorando y gritando
riendo de alegría
llorando de placer
gritando de amargura
amargura de mortal
amargura de infortunio
infortunio de no estar
riendo de su tributo
de no poder gozar
por siempre de su gusto.


Recostada sobre mí
está ella
primero mira
después habla
habla de su alegría
habla de su tristeza
tristeza que se queda
en su sueño de alma entera
alma entera que unida a mí
duerme toda placentera
quizá soñando danzando
!!Danzando para mí quizá sueña ella!!

sábado, 5 de marzo de 2011

Lloréns Torres, Inmenso Poeta Caribeño



El Apasionado


Probablemente por su posición política independentista, Lloréns Torres no es uno de los poetas latinoamericanos más conocidos en el continente; algo lamentable, pues la calidad de su poesía está a la altura de los grandes. Su alma nunca asimiló que su tierra natal fuera dirigida por extraños, este sentimiento, hecho belleza, lo expresa en su intenso poema A Puerto Rico cuando dice


La América fue tuya. Fue tuya en la corona
embrujada de plumas del cacique Agüeybana,
que traía el misterio de una noche de siglos
y quemóse en el rayo de sol de una mañana.

El África fue tuya. Fue tuya en las esclavas

que el surco roturaron, al sol canicular.
Tenían la piel negra y España les dio un beso
y las volvió criollas de luz crepuscular.

También fue tuya España. Y fue San Juan la joya,

que aquella madre vieja y madre todavía,
prendió de tu recuerdo como un brillante al aire

sobre el aro de oro que ciñe la bahía.

¿Y el Yanki de alto cuerpo y alma infantil quizás?...
¡E1 Yanki no fue tuyo ni lo será jamás!


Porque Lloréns Torres era caribeño de nacimiento, pero también de pecho, y sabía que las diferencias entre las islas eran impuestas por luchas de potencias; que las islas, eran como el las sentía, como lo son en realidad: un solo archipielago


¡Somos islas! Islas verdes. Esmeraldas
en el pecho azul del mar.
Verdes islas. Archipiélago de frondas
en el mar, que nos arrulla con sus ondas
y nos lame en las raíces del palmar.

¡Somos viejas! O fragmentos de la Atlante

de Platón,
o las crestas de madrépora gigante,
o tal vez las hijas somos de un ciclón.
¡Viejas, viejas!: presenciamos la epopeya resonante
de Colón.

¡Somos muchas! Muchas como las estrellas.

Bajo el cielo de luceros tachonado,
es el mar azul tranquilo
otro cielo por nosotras constelado.
Y las aves, en las altas aviaciones de sus vuelos,
ven estrellas en los mares y en los cielos.


Su canto por la libertad vuelve a estar presente en estos versos del mismo poema


¡Somos indias! Indias bravas, libres, rudas
y desnudas,


Y su orgullo isleño lo rebosa cuando dice


¡Somos grandes! En la historia y en la raza.
En la tenue luz aquella, que al temblar sobre las olas,
dijo “¡tierra!”en las naos españolas.
Y más grandes, porque aquí se conocieron
los dos mundos,


Premoniza la grandeza que ha de llegar, con ese ímpetud propio del caribe


Cuando vuelvan las hispánicas naciones
a volar sobre la tierra como águilas;
cuando América sea América, que asombre
con sus urbes y Repúblicas;
cuando Hispania sea Hispania, la primera
por la ciencia, por el arte y por la industria;
cuando medio mundo sea
de la fuerte raza iberoamericana:
las Hespérides seremos las Antillas,
¡cumbre y centro de la lengua y de la raza!


Le cantó casi a todo. Segun Juan Bosch, Lloréns Torres caminaba junto a Nemesio Canales, y este, negando el punto de vista de su amigo, de que en todo hay poesía, le cuestiona ¿Crees que en esa puerca, por ejemplo, hay poesia? Y señaló a una cerda madre que estaba tendida a la orilla del camino; como era de esperarse, el Sí de llorens torres recorrió como onda la calle por donde transitaban. Al día siguiente le llevó a Canales este estremecimiento, este terremoto de poema, lleno de ternura maternal, de amor profundo a lo que existe, a la vida, que parece imposible de crear en tan breve tiempo

 
Navidad Antillana

Esta puerca parida, hembra de egregio rango,
de la estirpe de aquellas ocho del almirante
que a las indias vinieron en la marigalante
y en las indias hozaron la doncellez del fango;

esta puerca que ahora santamente se acuesta
bajo la sed cristiana de los siete lechones
que pulsan el teclado de sus siete pezones
en misererenóbica paternostral orquesta;

esta doña cuadrúpeda de la nada creada,
le ha pagado con creces su débito a la nada.
esta puerca, señores, no quiso que su vida

consistiese tan sólo en estar bien comida
y acostarse y rascarse y quedarse dormida.
                      esta puerca es, señores, una puerca parida.


Llamarlo el apasionado, así como llamarlo patriota no es exagerado, todo su volcán en erupción estalla cuando dice en su joya  el Patito Feo


Cisne azul la raza hispana
puso un huevo, ciega y sorda,
en el nido de la gorda
pata norteamericana.
Y ya, desde mi ventana,
los norteños patos veo,
de hosco pico fariseo,
que al cisne de Puerto Rico,
de azul pluma y rojo pico
lo llaman patito feo.


Bosch escribe que al sentir que la vida lo abandonaba, el poeta, hospitalizado en New York dijo “quiero morir en Puerto Rico”, y lo llevaron a su isla. Nunca en mis estudios primarios, secundarios ni universitarios se hablo de Lloréns Torres, el apasionado; supe de él leyendo, obedeciendo mis inquietudes intelectuales. Es lamentable saber que existe ese velo queriendo cubrir su grandeza, que dolor sentirán los caribeños  cuando Lloréns Torres triunfe, y sientan que durante casi un siglo le escondieron el legado de su pluma, que es a la vez el legado de sus sentimientos y pensamientos, puramente caribeños


Lares significa el paso,
¡Ay el paso! que dimos a la alborada,
cuando aquella madrugada
ay madrugada, rompimos el negro lazo.
Lares también es zarpazo,
es zarpazo que al invasor clavaremos,
cuando a este pueblo le echemos
oiga le echemos sangre de nuestra pasion
y grite el corazón,
el corazón,: ¡Patria o muerte venceremos!