martes, 20 de septiembre de 2011

Entereza...

Y miró detrás, por sobre sus hombros, y sus ojos sorprendidos tornáronse reflexivos.

Ah, el qué dirán.  - Musitó.

Y continuó su marcha. 

Indiferente...

Feliz.

17 comentarios:

clariana dijo...

Qué importante para tantas personas el "qué dirán" y qué difícil prescindir de ello.
En cambio qué poco nos cuesta mezclar en nuestras conversaciones cotilleos sobre otras personas...
¿Será que a quiénes no les importa el qué dirán, tampoco hablan nunca mal de nadie?
Es interesante tu reflexión.
Un saludo.

soy... dijo...

Pero que puntual es tu comentario.

Hablan mal de otros, pues estamos sujetos a el, menor o mayor grado, es la realidad.

Un placer tu visita.

Saludos.

Fran dijo...

Amigo, creo que lo verdaderamente importante es: que era feliz.

A veces, en la vida, sobrevaluamos la opinión de los demás. Sin embargo, si estamos en paz con nosotros mismos, creo, que vamos por un buen camino. De ahi, la indiferencia: si sabes hacia dónde vas,lo único importante es saber disfrutar el viaje; pues, al final, este camino... lo tomamos nosotros mismos.

Darwin Bruno dijo...

Desde mi punto de vista es importante reconocer quien uno es uno y hacia donde uno se dirige. Es decir lo que uno quiere de la vida y para que uno lo quiere, lo que uno busca y para que lo busca, para donde uno va y porque va.
Te envío un abrazo fraterno amigo, deseándote el mejor de los días.Buena reflexión la tuya.Muy Interesante.Me gusto'.-

soy... dijo...

Fran

"si estamos en paz con nosotros mismos, creo, que vamos por un buen camino."

Otra frase que complementa mi entrada.

"De ahi, la indiferencia..."

Pero positiva.

Un saludo.

soy... dijo...

Darwin Bruno

"...es importante reconocer quien uno es uno y hacia donde uno se dirige."

Como sócrates dijo "conocete a ti mismo."

Yo, como seguidor tuyo, te deseo mejores días.

!Que los tengas mejores!

Un placer tenerte por aquí y leer tus comentarios.

Gracias.

La abuela frescotona dijo...

LOS FUERTES DE ESPÍRITU NO CONOCEN EL QUE DIRÁN... PERO IGUAL PUEDE DAÑARLOS CUANDO LLEVA DE COMPAÑERA A LA MALDAD.
SALUDOS CORDIALES

soy... dijo...

La abuela frescotona

Tus palabras me ayudan a construir mi nueva entrada.

Un placer tener tu aporte en mi rinconcito.

Saludos para ti.

Enrique Arias Valencia dijo...

Excelente marcha, sin duda alguna.

soy... dijo...

Bienvenido al blog Enrique Arias Valencia.

Un placer que comentes.

Elsa dijo...

Vengo de un sitio amigo de ambas,La abuela frescotona,y alli has dejado un enlace que me hizo mucho bien...gracias por tu sensibilidad.
Un abrazo.

soy... dijo...

Bienvenida al blog Elsa, un placer tu comentario. Espero tenerte por mi rinconcito, ya caminaré por el tuyo.

Ah y soy amigo, no amiga.


Un saludo.

Elsa dijo...

Hola soy...disculpa la torpeza de no haber leído tu perfil, y escribí sin ver los comentarios,así me hubiera dado cuenta.Quería agradecerte aquél enlace dejado en el blog de La abuela frescotona,y no puse atención en tu nombre.Perdona.
Ahora,un poco más tranquila, quiero agradecer tu visita,y la canción que me han indicado.Es muy hermosa...me has emocionado.Gracias por tomarte la molestia de acercármelo.
Un abrazo cordial!Elsa

carlitox dijo...

"Su corazón,
buscó una forma diferente de vivir
pero las olas le gritaron: vete
con los demás..."

José Luis Perales.

Un saludo.

soy... dijo...

carlitox

Si... buena canción, que tiene buena relación con la entrada.

Un saludo.

David C. dijo...

no importa el que dirán.

soy... dijo...

David C.

En ocasiones si importa.

Pero no debe atarnos.

Gracias por comentar.

Un saludo.